Los que hemos tenido hijos pequeños sabemos que los críos, a medida que se hacen más conscientes van siendo menos valientes.

Aun me acuerdo cuando mi chaval pequeño, con 2 años, en un arranque que yo interpreté de valentía suprema, se tiró a una piscina olímpica. Unas semanas más tarde, cuando era incapaz de meterse en una piscina que le cubriera más allá del ombligo, debí aceptar que lo que fue es inconsciente.

Algo parecido pasa en este video que me ha llegado a través del excelente blog The Landslide Blog. Realmente la gente que está mirando como colapsa este talud aparenta un valentía importante.

 
 

Espero que os haya gustado

Os dejo esta entrada de GEOJUANJO donde hay deslizamientos la mar de simpáticos.



Gracias por vuestro tiempo

juanjo